Fallas 2018: Éxtasis en Covento para el 125 aniversario

Fallas 2018: Éxtasis en Covento para el 125 aniversario

La falla Convento Jerusalén-Matemático Marzal se impone en la sección especial, un galardón que no conseguían desde el año 2013 - Con este triunfo consiguen ya un total de 16 primeros premios e igualan en la cumbre a la falla de El Pilar.

Cuando uno lo apuesta todo a su mejor carta puede ganar o perder, pero puede estar seguro de que lo ha dado todo y que poco no nada se le puede reprochar. Ayer, en la falla Convento Jerusalén-Matemático Marzal brindaban, con orgullo y mucha alegría, por el primer premio de la sección especial, pero sabían que, aunque no lo hubieran logrado, la satisfacción y la felicidad por contar con un monumento de las características del suyo era para estar más que satisfechos. Y vaya si lo estaban, más aún teniendo en cuenta que este año están viviendo su 125 aniversario y que hacía ya cuatro años que no ganaban, pues su último triunfo fue en 2013. Por si fuera poco, con este éxito logran llegar a los 16 triunfos, empatando así con El Pilar, en la cumbre.

Los brindis, los cánticos, los vítores e incluso los manteados a la fallera mayor o al artista fallero fueron los protagonistas una vez que el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, dijo el veredicto de este 2018. Los y las integrantes de la comisión se abrazaban, se tomaban fotografías, hablaban por teléfono, mandaban y recibían whatsapp sin parar y, sobre todo, miraban hacia arriba, hacia el cielo de València donde su falla luce fantástica y estilosa. «Estoy muy feliz, muy emocionada y contenta. Sentimos euforia y alegría, más aún al ser el 125 aniversario, porque hemos puesto mucha ilusión y empeño en esta falla y al final el trabajo ha dado su recompensa», confesaba la fallera mayor», Susan García. Su sonrisa permanecía ahí, permanente, como si la de un ninot de falla se tratara. Y no era para menos. Ser fallera mayor y ganar el primer premio en especial es algo irrepetible, y ella lo sabía bien: «Esto es lo máximo, lo único que me podía faltar para hacer el reinado más increíble y que sea un año perfecto».

Ella confesaba que se había acordado de alguien muy especial como es su padre: «falleció hace un par de años y le pedía que desde ahí arriba nos ayudara a ver si podíamos conseguir ganar y en parte él me lo ha mandado y estoy muy orgullosa de él allá donde esté», decía, emocionada.


Imprimir   Correo electrónico